Puig i Cadafalch

Fortuna póstuma

La muerte de Josep Puig i Cadafalch, en 1956, en plena dictadura de esencia anticatalanista no favoreció su reconocimiento inmediato. Pasados unos diez años, su obra conoció un momento crítico cuando, en 1967, debido a la presión inmobiliaria, se derribó la casa Trinxet de Barcelona. En medio de un naciente interés por el modernismo, la contestación de este hecho fomentó la valoración de sus creaciones dentro de ese lenguaje.
A pesar de esto, los progresos fueron lentos. En 1975, Enric Jardí publicaba la primera y más completa biografía. En 1981, Ramon Grau y Marina López examinaban a fondo su faceta de historiador del arte. La muestra de 1990, Josep Puig i Cadafalch: la arquitectura entre la casa y la ciudad,de Judith Rohrer, Ignasi de Solà-Morales y Xavier Barral, revisaba la producción arquitectónica y urbanística, tratada también entonces por Manuel de Torres i Capell.
El largo proceso de renovación de los intereses históricos y artísticos que ha dirigido la atención hacia el novecentismo y las políticas culturales catalanistas ha favorecido su reconocimiento. La celebración, en el 2001, de un primer Año Puig i Cadafalch, comisariado por Montserrat Blanch, impulsó su difusión y conocimiento. La minusvalorada faceta política empezó a ser reconocida, y se publicaron sus memorias y diversas monografías. Desde entonces el panorama de estudios se ha extendido por los campos cultural, político, del urbanismo o la arquitectura, mucho más allá del modernismo.
Ha sido fundamental la recuperación por parte del Gobierno catalán de su fondo personal en el 2006, depositado ahora en el Archivo Nacional de Cataluña. Su arquitectura es hoy en día objeto de un creciente número de restauraciones (las casas Amatller y de las Punxes en Barcelona o la casa Coll i Regàs en Mataró, y la casa familiar en Argentona). Destaca, sobre todo, la recuperación promovida por iniciativa popular de las columnas de Montjuïc en el 2010, que han dotado nuevamente a ese espacio creado por él de una gran significación cívica.