Más allá de las trincheras (1936-1939). Fotografías de Alec Wainman

Barcelona, epicentro revolucionario

Barcelona era el epicentro donde confluían todos los matices de la izquierda republicana. Voluntarios de las diferentes democracias del mundo viajaron a España y, tomando la Ciudad Condal como punto de referencia, dieron respuesta a la ansiedad que les provocaban las consecuencias que podía tener para el resto del mundo la derrota de la República española. Estas fotografías retratan una República que para el fotógrafo, como para muchos jóvenes, era la oportunidad de contribuir a la lucha contra el fascismo en España y en todo el mundo.

La llegada de los voluntarios norteamericanos de la Brigada Lincoln, la ciudad cubierta por carteles y propaganda de artistas de reconocido prestigio como Renau, Bofarull o Monleón, y la formación de los reclutas militares y los jóvenes por parte del Ministerio de Estado daban a Barcelona una atmósfera de película que Wainman supo captar con su cámara fotográfica.

Venidos de todo el mundo

«Entonces, ¿por qué motivo hombres y mujeres de todo el mundo abandonaron a sus familias, arriesgaron sus vidas y se sometieron a privaciones diarias para ayudar a un país como este? La respuesta es que fueron a España para luchar –en el caso de Alec Wainman para servir como personal médico–, pero no solo por los españoles; un poco  por ellos mismos y, principalmente, por la supervivencia del mundo civilizado.»       

                        

Paul Preston, historiador, prólogo de Almas vivas

               

Galeria fotogràfica